Farmacias en venta

178 Resultados

COMPRAR UNA FARMACIA SIN SER FARMACÉUTICO

Una farmacia no es una tienda cualquiera, ni lo es su proceso de compra.

La situación y categoría de una farmacia no es la misma que el de cualquier otro establecimiento que venda productos. La Ley de Ordenación Farmacéutica de todas las comunidades autónomas, que son las que ostentan las competencias, las catalogan como un establecimiento sanitario, por lo que se precisa de una autorización de la Administración para disponer de la titularidad de la misma.

Esta autorización que no se concede a todo el mundo, claro, ya que se necesita cumplir con unas condiciones específicas, tanto a nivel personal como técnico: solo un licenciado farmacéutico puede ser el propietario de una farmacia.

SOCIEDADES INTERESADAS EN COMPRAR UNA FARMACIA

Hay quien se plantea establecer una sociedad, y después comprar una farmacia a nombre de esta. Esto tampoco es posible, ya que la titularidad solo le puede corresponder a uno o varios farmacéuticos titulados, y en ningún caso una sociedad puede aparecer como propietaria de la oficina de farmacia.

Además, un titulado en farmacia tiene limitado el número de establecimientos que puede tener: solo es posible disponer de la titularidad de una sola farmacia.

Cierto es que si son varios los farmacéuticos que ostentan la titularidad de la farmacia, se crea una comunidad que ejecuta acciones sobre esta. No obstante, a nivel administrativo esta entidad tiene ningún derecho u obligación conforme a la normativa. Son los propietarios los que están sujetos a las obligaciones y los derechos propios de la actividad.

En resumen, el único que puede comprar y ostentar la titularidad es un farmacéutico titulado que cumpla con todas las condiciones que se imponen en cada caso, las cuales se regulan por parte de las comunidades autónomas. No existe la posibilidad de ser propietario sin ser farmacéutico.

¿COMPRAR UNA FARMACIA ES RENTABLE?

Comprar una farmacia sigue siendo un negocio rentable hoy en día, ya que se trata de un establecimiento regulado por la administración a través de cada comunidad autónoma, con lo cual la competencia está limitada, es posible vender esta licencia administrativa y todo su negocio (que es el fondo de comercio de la farmacia) y por lo tanto es posible su valoración.

Prueba de todo lo anterior es que los bancos siguen interesados en financiar estas operaciones de compraventa de farmacias, hipotecando el fondo de comercio en una parte muy importante de la financiación, lo que hace que sea un negocio accesible financieramente.

Siempre es importante a la hora de hacer una operación de compraventa de farmacia disponer de asesoramiento por parte empresas que tengan experiencia y puedan darnos garantías de que esta rentabilidad sea real.

COMPRAR UNA FARMACIA EN ESPAÑA

¿Puedo comprar una farmacia? A menudo nos formulan esta pregunta pensando que no es sencillo adquirir una farmacia. Habitualmente, esta duda viene dada por licenciados en farmacia que trabajan en otros sectores o recién licenciados, e incluso farmacéuticos que trabajan como empleados.

Por supuesto que se puede comprar, el único requisito es ser licenciado en farmacia y encontrar el proyecto que mejor nos encaje según la inversión que se pretenda realizar.

La financiación de la compra es más fácil que en otros negocios, ya que el banco con la seguridad que otorga la financiación de un negocio regulado, nos da facilidades de forma que sin contar con muchos recursos es posible acceder a la compra.

Nos va a hipotecar el fondo de comercio y con ello, la liquidez y los recursos necesarios, van a ser menores que en otros negocios regulados como pueden ser los estancos o las loterías.

Siempre nos preguntan si es un buen momento para comprar y, a decir verdad, siempre según nuestra experiencia, los precios de las licencias han ido parejos a la evolución de la economía real. Por ello, sigue siendo un negocio rentable y regulado, lo que aporta seguridad al comprador.

COMPRAR FARMACIA EN CONCURSO DE ACREEDORES

Aunque la farmacia es un negocio rentable y bastante seguro, las malas inversiones también existen, en concreto si se ha comprado a un precio excesivo, no se han tenido en cuenta nuevas aperturas de farmacias cerca, mala gestión de los titulares, etc.

Es por ello por lo que pueden aparecer farmacias que se encuentren en concurso de acreedores, aunque antes de interesarse por estas farmacias en suspensión de pagos como posible inversión, es importante analizar cómo han llegado a esta situación, y ver si es posible remontar y conseguir dotar de viabilidad al negocio.

Lo habitual es que salgan a un precio que permita el cobro de los acreedores, con lo que a veces hay operaciones que pueden salir más caras que si se compra una farmacia sin estos problemas.

Y, sobre todo, es clave conocer su situación a través del administrador concursal para no tener problemas, ya que se trata de una operación compleja y que es aconsejable realizar siempre bien asesorado, sobre todo por el riesgo de que se vuelvan a repetir las condiciones que dieron lugar al concurso.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies